Área privada

Café Soluble

El café soluble es el extracto de café obtenido gracias a la deshidratación o secado del café pudiendo emplear dos métodos:

CAFÉ SOLUBLE

Cafe solubleEl método más antiguo de obtención de café soluble data de principios del siglo XX, utilizando la técnica de calor o evaporación mediante la inyección del aire caliente. Para ello se prepara un gigantesco café en cafeteras de acero cerradas herméticamente para conservar los aromas. A continuación, se filtra y se elimina el agua mediante la inyección de aire caliente. Cuando el agua se evapora, el polvo resultante es el café soluble, que se envasa al vacío. Se le denomina soluble porque al mezclarlo con agua se disuelve de forma rápida y sin formar grumos.

La presentación del producto puede ser en polvo (pulverizado) o en aglomerado que resulta de la ligera humidificación de las partículas en polvo que acaban apelotonándose formando partículas de mayor tamaño.

Se trata de un método que se ha ido perfeccionando desde la primera vez que un químico americano de origen japonés, llamado Satori Kato, elaborara el primer café soluble en 1901. El gran desarrollo de este tipo de café tuvo como escenario la Segunda Guerra Mundial. La logística del frente y las condiciones de batalla hacían imposible preparar café para toda la tropa, lo que hizo que, desde Estados Unidos, se impulsara la producción de este tipo de café. En esa primera etapa, era muy alta la pérdida de aromas y sabor, sin embargo, la comodidad y practicidad impulsaron nuevas y definitivas investigaciones.

Actualmente, los métodos de producción del café soluble permiten conservar el aroma y el sabor, lo que ha hecho que el café soluble se implante en muchos países del mundo.

Caf liofilizado

CAFÉ SOLUBLE LIOFILIZADO

Es el café soluble que se obtiene mediante la congelación a -40ºC y a baja presión atmosférica. Tras este primer tratamiento, se eleva bruscamente la temperatura y la presión para transformar el hielo en vapor de agua y deshidratar las partículas de café.

Gracias a esta moderna tecnología se logra mantener un café que conserva hasta el momento de su consumo los más penetrantes y sutiles aromas de los granos utilizados en su preparación.