Área privada

Compromiso FEC

Las empresas que forman parte de la Federación Española del Café, a través de las tres asociaciones que se integran en ella: Asociación Española de Tostadores de Café (AETC), Asociación Española de Fabricantes de Café Soluble (AEFCS) y Agrupación Nacional del Café (ANCAFE), están comprometidas en una serie de esfuerzos encaminados a mejorar los aspectos sociales, económicos y medioambientales de las familias que viven del cultivo del café y las comunidades en que se encuentran.

En el contexto de estos esfuerzos, dichas empresas colaboran en diversas iniciativas o impulsan activamente proyectos que abordan la problemática de las comunidades cafetaleras desde varios puntos de vista:

  • Programas de comercio justo: Fomentan la agrupación de los productores en cooperativas y acuerdan un precio para el café que permita la justa retribución de este cultivo. Inciden, además, en diversos aspectos sociales y medioambientales.

  • Programas de sostenibilidad: Los programas de café sostenible se basan en la necesidad de que el cultivo de ese producto se desarrolle en unas condiciones que potencien el desarrollo social, económico y medioambiental de las comunidades que lo albergan.

  • Sistemas de certificación: Se basan en el establecimiento de una serie de criterios objetivos para el cultivo y/o el comercio del café. La cosecha de café de las plantaciones que cumplan con los criterios establecidos, reciben un certificado o sello distintivo.

  • Cooperación con organizaciones no gubernamentales: Varias empresas de café colaboran con organizaciones no gubernamentales en proyectos socioeconómicos que impulsan la alfabetización, la escolarización y la promoción de la mujer en varios países cultivadores de América Latina, África y Asia.

 

Algunos de los proyectos a los cuales están adheridos las empresas que forman parte de la Federación se desarrollan en varios de estos ámbitos a la vez.

Además, la Federación Española del Café (FEC), como miembro de la Federación Europea del Café (ECF), participa institucionalmente en el Código 4C (Código Común para la Comunidad del Café), una iniciativa conjunta que agrupa a industria, productores, importadores, sindicatos y ONGs en el desarrollo de un código de conducta común encaminado a garantizar la sostenibilidad a lo largo de las fases de producción, procesado y comercio del café verde.

La Federación Española del Café considera que los programas llevados a cabo por las distintas empresas han contribuido a mejorar las condiciones de las comunidades cafetaleras en los últimos años. Todos estos enfoques han aportado mejoras a las condiciones que rodean al cultivo de café en los países productores desde distintas aproximaciones y puntos de vista, al tiempo que constituyen la expresión de la responsabilidad social de todo el sector.